jueves, 22 de junio de 2017

798 Asian Bar (Cádiz)

Visitamos el 798 Asian Bar (c/ Hospital de Mujeres, 40), la espléndida propuesta en formato bar asiático del equipo del Restaurante La Candela. Ocupa el local del antiguo Baratapas, lo que ha permitido integrar su sugerente pared de azulejos rojos en esta nueva dimensión de bar asiático popular, con el espléndido añadido de los murales de Alfonso Carrillo, que ha pintado geishas, carpas o el mismísimo Monte Fuji. El bar toma su nombre de Distrito 798, la tienda de productos asiáticos que abrieron Victor Piñero y Carmen Adán en la calle Feduchy, y donde pueden obtenerse los ingredientes utilizados para estos platos, por si se quiere ampliar la experiencia hasta la propia cocina. (Fotos de Marta S.)


Probamos dos tipos de Dumplings, de pollo y col china y de secreto ibérico y gambón. Junto a ellos, unos Shaomai de gambas. Los dumplings son masas rellenas que pueden hervirse, hacerse a la plancha o al vapor, como en este establecimiento. Según el tipo de masa y la forma de cerrarlas tienen un nombre u otro. Los que tomamos aquí son del tipo jiau zi, con un cierre parecido a las empanadillas. El shaomai, en cambio, es abierto por arriba.


A continuación un Pincho teriyaki en tempura con gambón, calamar y takoyaki con mayonesa japo (con soja) y mayonesa de wasabi. El takoyaki es un buñuelo de harina, huevo y agua relleno de pulpo, que puede presentarse en un trozo o picado, como ocurre en la versión del 798 Asian Bar.


Probamos su Ceviche de corvina, leche de tigre, cebolla morada, choclo y cilantro. Suelen tenerlo también de pez mantequilla.


Luego, esta Ensalada de cangrejo de cáscara blanda, verduras encurtidas en mirim y vinagreta de kimuchi. El kimuchi es la versión japonesa del kimchi coreano. Es más suave y dulce que éste, porque sólo tiene una fermentación frente a las dos que se realizan en el plato coreano.


Plato de Tempura de verdura con salsa tentsuyu (varía su composición, pero suele incluir dashi, un caldo de bonito, vino mirin y salsa de soja).


Probamos sus Tortitas de pato Pekín:


Como último plato salado, este Pad Thai de polo, brotes de soja, tamarindo, cacahuete, cilantro y lima:


Acompañamos esta comida con cerveza Tiger, de Singapur, y este vino Malapipa 2016, de Bodegas Bajío, Mijas, casi en su totalidad de uva moscatel de Alejandría, muy fresco y seco.


Terminamos con un surtido de Mochis de té verde, de coco y de cacao y una trufa de té matcha:


No hay comentarios:

Publicar un comentario